La veterana tetuda seduce a su hijastro de polla enorme


Cargando...

¿Como se iba a resistir esta mujer a esa polla tan enorme de su hijastro? En cuanto la veterana tetuda lo vio un dia en la ducha, supo inmediatamente que tenía que ser de ella, solo tenía que esperar la ocasión para quedarse a solas con el muchacho, y en cuanto se produjo esa oportunidad, no lo dudo, se lanzó como un puma salvaje sobre su joven presa, desde ese momento el chaval no tenía salvación, por muy madrastra suya que fuera, la viejuna ya había decidido merendarse a ese yogurín y no había nada que pudiera hacer al respecto.


El viejo esposo no imaginaba las intenciones que su mujer tenía para con su hijo, y mejor que no lo sepa nunca, porque menuda puta, arrancó al chico de la ducha y lo tiró contra la cama de su dormitorio, luego le hizo un lavado de rabo de los que te dejan medio tonto, y para rematar le abrió la almeja cuarentona solo para él, el chico solo tuvo que empujarle todo lo duro que pudo con su grandísima verga endurecida de tanta mamada y dejar que esa vieja hiciera todo el resto del trabajo, porque esa zorra sabía como levantarle el nabo una y otra vez al muchachito de 19.