Me pide que la coja y la parta como a una puta

Mi mujer se vuelve salvaje cuando quiere sexo, es tanto lo que se excita que tenía que filmarlo para que la gente viera como se transforma en una verdadera perra, aquí estamos follando como bestias mientras ella me grita diciéndome que la haga suya y me pide a viva voz que la coja y la parta como a una puta y es que luego de empaparse de unos cuantos videos pornos en el ordenador, se pone muy burraca y viene a buscarme para que le meta candela de la buena, muchas veces hasta me cuesta seguir su ritmo.

Ella siempre me dice que no me ande con miramientos y que está deseando comerme el rabo, es toda una ninfómana que no se cansa jamás de recibir polla a todas horas, siempre le tengo que tener los boquetes cubiertos porque si no se pone como una autentica fiera conmigo, la verdad es que me tiene agotado, aunque mis amigos me dice que tengo mucha suerte de tener una mujer tan guarra que se presta a hacer todas las posturas y sexo mas sucio que existe.